Exhibe Ruta Gráfica MX autorretratos de niñas y niños

Villahermosa, Tabasco.- Con la intención de enseñar y recuperar el mundo del grabado y del mural (técnicas representativas de México), el taller ambulante Ruta Gráfica MX está recorriendo veinte centros culturales, casas de cultura y comunidades de la Ciudad de México, Oaxaca, Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

El proyecto apoyado por el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca) de la Secretaría de Cultura del gobierno federal, tiene como objetivo realizar una exposición final -el 25 de mayo- en la Universidad Autónoma de México-Cuajimalpa, que reunirá a más de 300 autorretratos realizados por niñas y niños del sureste de México, quienes se retratan como se perciben.

Como parte de estas actividades, en la galería de arte El Jaguar Despertado de Villahermosa, se impartió el taller número diez de los veinte que se planean realizar en el sureste. “Los pequeños se acoplaron bien a la dinámica. Había una niña que ya había hecho antes grabado, se notaba el interés que tenía y que le gusta mucho”, aseguró la grabadora María Luisa Estrada.

La joven, proveniente de la Ciudad de México, comentó que el proyecto nació a raíz de conjugar lo que realizaban individualmente como artistas, ella y Guillem Font i Carbó, originario de Barcelona, España. Los dos son productores de imágenes, grabado e ilustración. La idea era compartir y llevar a lugares donde generalmente hay cultura, pero no hay talleres de grabado para niños.

Guillem Font tenía un colectivo donde impartían talleres para infantes en espacios públicos, y en los que otorgaban materiales y pintura a los participantes. En tanto, Luisa Estrada trabaja con la gráfica. Entonces pensaron en conjugar la gráfica, el arte urbano y el muralismo con el grabado, para beneficiar al público infantil.

“Fuimos a sitios como Oaxaca, donde la gráfica es muy importante; allá hay más de 60 talleres abiertos y mucha gente produciendo. Luego visitamos San Cristóbal de las Casas, Chiapas, donde no hay ni un taller de grabado, entonces el proyecto busca recuperar un poco esa técnica”, expuso Font i Carbó.

El artista español mencionó que la dinámica para romper el hielo es colocar a los participantes en una mesa, enfrentados en parejas o grupos de tres. Después, empapelan toda la mesa y reparten marcadores a los infantes, para que retraten al compañero de enfrente, de este modo, los pequeños empiezan a conocerse un poco más y entran en confianza.

Posteriormente, reparten unas placas de PVC espumado donde niñas y niños hacen su autorretrato, cada uno se ve en un espejo y se les aconseja dibujarse cómo se ven a sí mismos o como les gustaría verse (hay quienes se recrean vestidos de Superman o de futbolistas).

Una vez terminadas sus obras en las placas, se reparten las herramientas para tallar la plancha; se entintan las imágenes en una mesa y con el tórculo montable y desmontable se realizan las impresiones de los grabados.

“Hacemos una impresión para cada niño, y todos los trabajos hechos están expuestos en forma de mural en El Jaguar Despertado. Cuando se secan las copias, los niños se las pueden llevar a su casa, mientras que nosotros nos llevamos las placas base para reimprimirlas al regresar a la Ciudad de México, para la exposición final”, manifestó Guillem Font, quien impartió el taller junto con María Luisa Estrada y Rubén Rodríguez.

Home Slide Show: 
0
Category Slide Show: 
0

About the Author